Archivos Mensuales: enero 2016

#Opinión: El niño que limpiaba la tumba de la abuela de Chávez

GMVV

Tras obtener mayoría en la Asamblea Nacional venezolana, la derecha aprobó en primera discusión la “Ley de Otorgamiento de Propiedad a los beneficiarios de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV)”, una normativa que deja en evidencia sus intereses al establecer medidas de corte neoliberal que mercantilizan la vivienda (una necesidad humana) en beneficio del mercado y detrimento de las familias.

La Gran Misión Vivienda Venezuela fue creada por el Comandante Hugo Chávez para dignificar al pueblo venezolano, víctima de las fuertes lluvias que dejaron sin hogar a miles de familias en el año 1999, pero además a través de este programa social se ha logrado saldar una deuda social con quienes toda su vida han sido mano de obra calificada para la construcción de casas, edificios, centros comerciales y otras estructuras para el capital, pero jamás tuvieron las condiciones para construir e idear su propio hogar.

Tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (creada también en Revolución), en su artículo 82 “Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias”

Por eso por ahora son un millón de viviendas las que ha construido el Gobierno Bolivariano hasta el año 2015, y 513.940 mil las que se estiman construir este 2016. Además, son 512 mil las que serán rehabilitadas con la Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor. No sólo son recursos, terrenos y materiales; son miles de sonrisas victoriosas, tiempo invertido en la construcción de un modelo distinto de convivencia, una idea diferente de comunidad, es el esfuerzo de los trabajadores y trabajadoras que edifican para sus iguales, para si mismos.

Pero aun así la Ley de Propiedad planteada por la derecha “deroga parte de la estructura jurídica que sustenta la construcción de viviendas por parte de las organizaciones populares, además se mercantiliza el suelo urbano y se deroga la ley del justo precio que calcula el valor de las tierras donde se están construyendo urbanismos de la GMVV dejando el precio a merced del mercado especulativo”, explica Rigel Sergent, dirigente del Movimiento de Pobladores y Pobladoras y vocero del Movimiento de Inquilinos en Venezuela, quienes proponen la Propiedad Colectiva y Autogestión como vía socialista para la seguridad social de la familia y el derecho al uso comunal de las viviendas.

Esta propuesta ya fue presentada a las autoridades por parte de los pobladores y consiste en la “Transferencia en Propiedad Colectiva de los terrenos y edificios del Movimiento de Pobladores” y que además se extienda al resto de la GMVV. Es decir, se plantea “la necesidad de promover en el marco de la GMVV, diversas formas de propiedad y tenencia social de la tierra y la vivienda, alternativas a la forma tradicional de propiedad privada individual burguesa a través de la propiedad social directa e indirecta, propiedad colectiva, comunal, multifamiliar o familiar. Lo cual se traduce legalmente en el otorgamiento de un “derecho a uso” a la “comunidad” sobre los bienes de uso común y colectivo, y un derecho a uso “exclusivo” a las familias sobre el espacio familiar.

Para ello es necesario por parte del Gobierno Bolivariano adelantar y acelerar los procesos de transferencia a los habitantes de la GMVV, Campamentos de Pioneros, al pueblo, y a la comunidad organizada vía autogestión.

En este sentido, es necesario aclarar que a los beneficiarios de la GMVV se les hace un estudio socioeconómico para poder saber sus condiciones e implementar un sistema de pago justo que no afecte su bolsillo, en un periodo de tiempo determinado. Por otra parte, los ciudadanos beneficiados a través del proceso 0800 Mi Hogar creado para aquellas personas estables monetariamente o la denominada clase media, que a través de la banca pública obtienen un crédito y cancelan mensualmente un monto justo por su hogar, entendiendo que el pago justo permitirá que la misión continúe con la elaboración de más viviendas para el pueblo.

Cabe mencionar y reflexionar sobre ¿Qué pasaría si a las viviendas de la GMVV les impone el precio el mercado capitalista? Para nadie es un secreto que la creación de los barrios en nuestro país es consecuencia de la desigualdad social y que actualmente la Cámara Inmobiliaria y de construcción junto a sus agentes Century 21, Re/Max, Codwell Banker, entre otros, venden a precios especulativos la vivienda porque para ellos representa un negocio más.

Allí podemos plantearnos también que pasará con los inquilinos e inquilinas que viven constantemente el asedio de su arrendador, además de humillaciones e imposiciones deshumanas por parte del propietario que impone el precio del alquiler a su antojo aun con la existencia de una Ley de Arrendamiento impulsada por el poder popular y aprobada en Revolución.

Entonces al escuchar a la Alcaldesa derechista de Maracaibo, Evelyn Trejo de Rosales, decir que “la gente tiene derecho de vender o de hipotecar su casa si le da la gana, porque esas casas son de ellos” debemos darnos cuenta que no sabe lo que representa para nosotros, los menos favorecidos, tener un techo donde llegar, donde ver crecer a sus hijos sin que los boten de la casa porque lloran mucho o llegar un día y conseguir todas sus pertenencias en bolsas negras de basura. Quien ha pasado trabajo por no tener vivienda, sabe que estos ejemplos se quedan cortos ante la realidad. Es válido preguntarle ¿Quién construyó la casa donde vive usted?, ¿Cree que la mano de obra barata que le construyó la casa tiene el mismo derecho que usted de poseer una y además en la ciudad?, ¿Cómo usted le dice a un ser humano que le ha costado sobrevivir en medio de un gobierno que se olvidó de su pueblo durante la Cuarta República y que es discriminado por esas constructoras que idean las urbanizaciones para los ricos (porque los pobres son los sirvientes)  que venda su casa sin importar su familia ni su comunidad?, peor aún ¿Cómo usted considera la hipoteca para la vivienda y/o el hogar de un venezolano? ¿Importa más beneficiar a la banca?

Por eso, la vivienda en Venezuela con esa ley planteada por la oposición deja de ser un sueño hecho realidad y ser convierte en un imposible para la mayoría. Recordemos las confidencias del alma de nuestro Chávez:

“Hace un año fui también a darle una corona a mi abuela, y llegó un niño y me dijo: “Chávez, yo vivo limpiando tumbas y no tengo casa”. Pero ayer lo volví a ver y me dijo, con una sonrisa de oreja a oreja: “Chávez, gracias, tengo casa, mira allá se le ve el techo”. Tiene techo rojo la casa. El niñito tiene casa, hermano, con su mamá y su papá y dos niñitos más, que están ahí, todos limpian tumbas. Esa vez lo agarré y le dije: “¿No tienes casa?” ¡Claro!, son tantos los que no tienen casa ¡Dios mío! ¡Ojalá uno pudiera arreglar eso rápido y para todos los niños de Venezuela! Le pedí a todos que se unieran para atender el caso del niño, porque él me dijo con aquellos ojitos: “Chávez, no tengo casa. Chávez, yo quiero estudiar”, “Chávez, mi mamá está pasando hambre”, y bueno, me dijo tantas cosas con aquellos ojitos que me prendió el alma. Y les dije, miren, hagan un estudio social. Y ya tiene casa el niño y se le ve el techo rojo. “Allá está. Chávez, visítame”. Y yo le dije: “No tengo tiempo papá, pero otro día voy”. ¡Ojalá pueda visitarlos algún día!”

Con la derecha el niño que limpiaba la tumba de la abuela Rosa del Comandante Hugo Chávez, no podría crecer feliz, seguro, cómodo y con todos los servicios básicos necesarios para su desarrollo. Por él y por todos los niños de la patria: Defendamos los techos dignos construidos en revolución, y quien todavía no tiene vivienda, tranquilo, tiene chance, construya organización, conciencia y dele que la pelea es bloque a bloque.

 

 María Gabriela Rodríguez

Militante de Avanzada Popular

El Nombramiento del Gabinete y el Rumbo Estratégico:

            El Nombramiento del Gabinete y el Rumbo Estratégico:

Mucho se opina sobre la composición del gabinete Presidencial y el perfil o trayectoria de las y los ministros recién nombrados o ratificados. Sobre un mismo personaje pueden diferir radicalmente las opiniones en el seno del chavismo. No obstante, en medio de la coyuntura que vivimos y el enfrentamiento encarnizado que tenemos los pueblos con el capital y el fascismo, nos parece importante aportar elementos de caracterización y de orientación sobre las esperadas designaciones.

1.- Ninguna designación cuenta ni contará con el apoyo total y absoluto del chavismo, salvo casos puntuales de servidores/as y liderazgos ampliamente reconocidos, casi cualquier nombramiento gozará de espaldarazos y de detractores según el cristal con que se mire, no sólo desde el punto de vista de la capacidad de “gestión” individual, sino de los intereses de clase que representa. Es el chavismo un bloque diverso en el que coinciden posturas nacionalistas, institucionalistas, socialistas y comunistas, en su mayoría coincidentes con la construcción de una nueva sociedad y la resistencia ante la hegemonía imperialista, pero aún con diversas formas de comprender el horizonte estratégico y de dirigir esta etapa de transición. Según las circunstancias, esa composición expresará una determinada correlación de fuerzas entre los sectores que disputan el proyecto de sociedad a lo interno del chavismo.

2.- En este momento dos ejes de inflexión sobre el cual diverge la sociedad venezolana y mundial, son, por un lado, el concepto de democracia y su reflejo en el modelo de Estado y, por otro, el modelo de economía que debe prevalecer para que las sociedades puedan tener desarrollo humano y el planeta y la vida en él no sean destruidos.

3.- La Revolución Bolivariana, tiene por lo menos tres tareas centrales para enfrentar el reto de la supervivencia y la superación de las trampas que el capital ha tendido a los procesos de cambio sociales que se posicionaron a nivel político en Nuestra América. Uno, construir un modelo de Estado y de gestión realmente democrática, participativa y protagónica, evitando toda burocratización de las políticas revolucionarias; 2) Transformar las relaciones económicas generales hacia una sociedad productiva, planificada, cooperativa y altamente consciente, es decir, superar el capitalismo; y 3) Encarnar lo que se pregona. Predicar con el ejemplo y construir una vanguardia colectiva sobre la base del trabajo diario, el desprendimiento y la verdadera ética revolucionaria, lo que el Che llamó el hombre y la mujer nueva, una nueva base cultural y humana que nos eleve por sobre la rapiña y la descomposición acelerada que el sistema hegemónico ha impuesto.

4.- La coyuntura que nos llevó al 6 de Diciembre, demostró que es necesario situarse en las prioridades y demandas urgentes del pueblo de a pie, como ha sido la necesidad de vencer definitivamente la insurrección capitalista conocida como “Guerra Económica”. No podemos seguir eludiendo la urgencia, desviando la atención sobre otros temas como la defensa de la soberanía. La preocupación del pueblo trabajador es resolver la hiperespeculación que le roba el salario y la escasez programada de productos. De otra forma, la burguesía usará todo su control sobre la economía y toda la hegemonía comunicacional para confundir aún más al pueblo mientras lo empobrece, y este gobierno dejaría de tener sentido, si la misión que el pueblo le dio en el año 98, no la cumpliera más. Entonces sí que sería el fin de la Revolución y seríamos derrotados de peor forma.

5.- Así dicho, nos parece que es importante ser críticos con los nombramientos en particular y darle lectura estratégica al gabinete en general. En ese sentido, debemos ser duramente críticos con el reciclaje de algunas figuras cuestionadas por el movimiento social, así como actores que han sido duramente denunciados. No basando esta crítica en ataques personales y chismes de pasillo, sino tratando de objetivar a lo máximo las calificaciones de algunas políticas. Por ejemplo, tenemos un ministro de cultura que -sin negar los talentos personales- hizo dos magnos eventos pagando en dólares a artistas del show bussines que atacaron a la Revolución Bolivariana e incluso hablaron pestes sobre el gobierno en el mismo evento para el que los contrataron (habría que ver si hacen lo mismo cuando les contratan empresas privadas de entretenimiento).

Como parte del gabinete económico, identificamos una diversidad de factores que señalan que fue necesaria la conciliación con sectores empresariales para presentar al país un nuevo gabinete en medio de un serio revés económico al cual no le hemos dado salida revolucionaria y del debilitamiento de la legitimidad política, en particular los responsables de las carteras de Comercio e Industria (Miguel Pérez Abad- empresario, ex Presidente de Fedeindustria) y de Banca y Finanzas (Rodolfo Medina, economista de postura liberal) fueron aplaudidos y saludados por cierta derecha “intelectual” y uno de ellos por el actual Presidente de Fedecámaras, la principal patronal de Venezuela, Francisco Martínez. Señales a considerar.

Por otro lado, vemos a responsables de la juventud provenientes de un sector clientelar, que más que captar a la juventud, ha cooptado liderazgos jóvenes para convertirlos en fieles burócratas aspirantes a ministros, sin potenciar ninguna lucha social concreta, ni siquiera por las reivindicaciones elementales de este sector, representando así, el fracaso sistemático en el arte de enamorar a la juventud venezolana. Mientras, la derecha posiciona su discurso de rebeldía juvenil guarimbera, para llevar al trono a Ramos Allup.

6.- Hay señalamientos concretos que pensamos se deben hacer sin lesionar integridades y con altura política, pero hacerlos al fin, pues, poco sentido tiene que se generen estructuras de participación si las decisiones en definitiva, no son vinculantes. Incluso cabe proponer mecanismos para definir aspirantes o postular liderazgos desde las instancias de participación popular, como los mismo Consejos de Gobierno Popular o el Parlamento Nacional Comunal, empezando por la responsabilidad de la cartera de Comunas y Movimientos Sociales, entre otras.

No obstante, también es preciso viendo la totalidad, apreciar algunos elementos, como son la inclusión de algunas camaradas comprometidas y revolucionarias en el área de la salud y de la agricultura, pero sobre todo, apreciar la designación de liderazgos de la talla moral y la experiencia de Aristóbulo Istúriz para la principal Vice-presidencia, que es la ejecutiva. Justamente, uno de los poquísimos que tuvo el gesto de reconocer como revolucionario, los errores cometidos a nivel de la dirección de la Revolución y poner en una demostración de humildad, su cargo a la orden. Pensamos que es un buen perfil para rearticular la contraofensiva popular a paso seguro.

Nos parece fundamental el nombramiento del Profesor y camarada, Luis Salas. Quien durante los últimos tres años trabajó afanosamente para desenmarañar la tramoya de la burguesía contra el pueblo venezolano, de los pocos que planteó argumentos y respuestas a las mentiras que logró posicionar la derecha, incluso con voceros economistas neoliberales dentro del chavismo, sobre las verdaderas causas y responsables de la crisis económica. Es además la responsabilidad de la dirección estratégica de la economía para el salto hacia el socialismo. Cosa que evidencia voluntad para presionar y avanzar hacia la ruptura con el modelo capitalista en que reposa el control de procesos fundamentales, en oligopolios y pequeñas castas oligárquicas relacionadas y camufladas, que responden a una lógica esencial: La máxima ganancia a costa de lo que sea, amasar fortuna sin trabajar, ni producir.

El compañero Luis Salas ha venido desmontando “falsos positivos” sobre la economía, que pretenden velar los intereses reales que determinan el juego económico. Por ejemplo, al develar que la “inflación” es un tecnicismo usado para ocultar las ofensivas de acumulación capitalista a través de la especulación, que golpea y devalúa el salario de los más humildes. Esto nos parece fundamental si nos comprometemos con defender el Legado de Chávez, ya que, lo que ha venido pasando es que tras múltiples apuestas conciliadoras con expertos vitalicios en pactos, la burguesía solo ha ganado tiempo y recibido recursos mientras dispara los precios sin límite y chantajea a la sociedad.

Los resultados del 6D, son consecuencia de correr la arruga y depositar la dirección de la economía en sectores que creen que es posible la colaboración entre clases. El resultado es claro, la burguesía no abandonará su proyecto histórico. Es hora de que el chavismo se reafirme también en el suyo.

No en vano, vemos ya, a escasos cuatro días del nombramiento del camarada Luis Salas, feroces ataques de la BBC, de los voceros de la MUD, de articulistas en páginas digitales y hasta fotomontajes con burlas, descalificaciones y ataques personales basados en más de lo mismo: racismo, odio de clase, subestimación de su capacidad y formación académica, etc. Lo que dice que vamos por buen camino. La burguesía teme que la Revolución posicione como solución para acabar con el problema económico, precisamente la sustitución de las mafias parasitarias importadoras y el control popular de la economía que apalanque un nuevo modelo productivo, lo que completaría una contraofensiva real de la Revolución.

Por eso, llamamos al movimiento popular a no dejarse desviar ni desorientar. Debemos apalancar como Poder Popular, como poder originario cualquier política revolucionaria. Las revoluciones en definitiva, no las hacen los gabinetes, sino los pueblos organizados y movilizados. De ahí que más que nunca debemos apoyar y defender cada paso hacia el socialismo y valorar la contradicción principal del momento, para avanzar en lo estratégico y ganar también, junto a Nicolás Maduro, la batalla interna por la definición del rumbo de esta transición. No faltarán los que intenten desacreditar y descalificar a quienes promuevan cambios verdaderos y rupturas con sectores de poder fosilizado. Y ahí estaremos, el Pueblo de las Dificultades, para enfrentarlos y desenmascararlos.

 

                                 ¡Resistir, Avanzar, Ofensiva Popular!

                                       ¡Restea@s con Maduro!

Colectivo Revolucionario Avanzada Popular, Comunidad Socialista Guerrera Ana Soto, Comité de Tierra Urbana “Bolívar, Chávez y Martí”, Fuerza Comunera, Chávez Nuestro, Patria Viva Insurgente, Frente Socialista Revolucionario “Bolívar, Zamora y Chávez”, Consejo Campesino Argimiro Gabaldón. Sabana Alta. Lara, Consejo Campesino  Los Rieles. El Piñal. Lara, Fundación Caminos Verdes. Portuguesa, Colectivo de Lucha de  Trabajador@s de la Educación. Lara, Comuna José Torbello. Mucipio Torres. Lara, Comuna Minas de Buria. Lara, Comuna Revolucionarios de Buria. Lara.

Frente al parlamento de los ricos, que el pueblo mande

Alianza Popular Revolucionaria.

Tarea fundamental: reconquistar a las mayorías

El capital y sus partidos se anotaron una victoria histórica en su estrategia restauradora. Mientras, la derrota en las elecciones parlamentaria ha sembrado el campo revolucionario de desaliento y confusión, que no ayuda en la urgencia de retomar la iniciativa popular. Expresión de ello es el empeño de sectores importantes del pueblo chavista por “defender” la Asamblea Nacional de los parlamentarios de la reacción. Si bien comprendemos el sentimiento de indignación y arrechera de saber que los enemigo de nuestro pueblo vuelven al parlamento de donde una vez el pueblo los echó, consideramos que hacer un problema de principio que los diputados de la derecha asuman el control de la Asamblea Nacional, nos distrae de la tarea fundamental de reconquistar a las grandes mayorías para la construcción del socialismo y para avanzar hacia el gobierno del pueblo. Pelear por una institución que siempre ha encarnado la esencia de la democracia burguesa, de la expropiación del poder al pueblo y del dominio de los trabajadores por el capital  y sus representantes, es desviar nuestro esfuerzo colectivo.

Los ricos van a la asamblea. El pueblo al barrio, al campo y a la fábrica

El parlamento vuelve a sus antiguos dueños: los ricos y sus representantes. A nosotros nos toca volver entonces volver a nuestra trinchera de siempre: la calle, el barrio, la fábrica. No pelear por un parlamento que, sin desconocer que en los últimos años ha permitido significativos avances en una legislación a favor del pueblo, nunca ha dejado de ser en el fondo el símbolo de una forma de democracia que usurpa el poder de todos para ser administrado por unos pocos “representantes”. Aprovechar en cambio las circunstancias y caminar en serio, de una buena vez, hacia la construcción de un verdadero contrapoder en manos del pueblo. Hacer de la Asamblea Nacional un cascaron vacío, impotente e inútil, incapaz de gobernar nada más allá de las ínfulas soberbias de los viejos carcamanes que los ricos pusieron como sus representantes parlamentarios.

Empeñarse por defender el espacio de la Asamblea Nacional es gastar pólvora en zamuro, dedicar nuestras fuerzas, en un momento en que se encuentran menguadas y seriamente comprometidas, a defender un espacio que sin negar la importancia que ha tenido durante estos últimos años, nunca fue realmente nuestro.

Gobierno del pueblo contra cualquier pacto con el capital

¿A quién sirve entonces la pretensión de defender la Asamblea Nacional en estos momentos? ¿Sirve a la revolución, al pueblo? Creemos que no. Sirve a la derecha, que se aprovecharía de la ocasión para presentar a las fuerzas revolucionarias como “antidemocráticas” (irónicamente, los mismos diputados que aún no han tomado posesión y ya anuncian  un paquete antidemocrático que busca desmantelar las conquistas populares). Servirá a la burocracia enquistada en el Estado y en el parlamento, que pretenderá usar la movilización popular como ficha de negociación para preservar sus prebendas. Servirá a los pescadores en río revuelto, que buscan azuzar la violencia para erigirse en “salvadores” y derrocar a la revolución bolivariana. Servirá, en fin, a aquellos que pretenden un pacto que liquide de una vez por toda la revolución y los avances populares.

Creemos que nuestra tarea esta en otro lado, muy lejos del parlamento: avanzar hacia el gobierno popular. Eso significa construir un verdadero contrapoder en manos de pueblo, fortalecer las distintas expresiones de poder comunal y obrero, impulsar las asambleas populares como espacio de legislación y de  gobierno, enfrentar y desobedecer todo intento del nuevo parlamento por desmantelar las conquistas populares y restaurar los fueros de los ricos, hacer de la lucha  y la movilización de calle una herramienta fundamental de ejercicio de poder, apoyar y proteger al Presidente Maduro y a la vez exigirle que gobierne con el pueblo, no con la burocracia. Eso significa enfrentar todo intento de pacto con el capital y sus representantes, toda conspiración, venga de donde venga, todo empeño por poner en peligro  a la revolución y al pueblo trabajador.

¡Que los ricos paguen su crisis!

Queremos finalmente aplaudir las recientes medidas económicas dictadas por el Presidente Maduro, que pechan a los ricos para defender a los pobres. ¡Qué los ricos paguen su crisis!

Asimismo exigimos celeridad en la toma de medidas para el impulso de la economía socialista.

Alianza Popular Revolucionaria

Caracas, 3 de enero 2016.

No gastar pólvora en zamuro, que el pueblo gobierne con Maduro.

Ni pacto, ni conspiración ni burocracia.

¡Gobierno Popular ya!

Frente al parlamento de los ricos, que el pueblo mande

noti apr 01a(1)

A %d blogueros les gusta esto: