El Golpe Económico Aportes a Soluciones de fondo:

El Golpe Económico: Aportes a Soluciones de fondo

Desde los sectores revolucionarios y organizaciones populares, hemos venido evaluando sucesivamente distintos momentos de la llamada Guerra Económica, término que por momentos pareciera redundante, porque esta guerra del capitalismo contra los pueblos es histórica, es una guerra permanente. Lo que hay en desarrollo, es un elaborado Golpe de Estado apalancado en el sabotaje económico y un agotamiento del sistema capitalista rentista.

En este momento, vemos como este Golpe Económico que se intensifica desde finales de 2012, se recrudece y golpea el poder adquisitivo y sobre todo la esperanza y la cohesión social del pueblo y, por otro lado, en ocasiones se muestran medidas prometedoras con desafíos importantes frente a los que nos vemos obligados y obligadas moralmente, a hacer modestos aportes y elevar las reflexiones que hemos hecho al respecto:

El Diagnóstico:

1.- La espiral especulativa parece no tener límites, si bien el contrabando es un elemento que potencia el alza de precios porque genera déficit en la existencia de productos y obliga al Estado a hacer más adquisiciones masivas de productos, también es cierto que si no se detiene, aunque haya presencia de productos, un sector importante de la población no podrá adquirirlos, lo que significa, que los grandes inescrupulosos que impulsaron esta avalancha, habrán ganado y habrán impuesto su agenda neoliberal por la vía de los hechos. A pesar de que como chavismo hemos mostrado grandes fortalezas político-electorales, no será únicamente en el terreno electoral donde se defina la lucha de clases, para un ejemplo, hemos ganado 19 elecciones y sin embargo, aún hoy los capitalistas, los “Amos del Valle”, poseen gran influencia y puestos estratégicos desde donde dirigen la economía y tratan de imponerle su voluntad al Estado en contra del pueblo trabajador. Como diría el Comandante Chávez, “No nos llamemos a engaño”, aquí no todos han perdido, como en toda crisis impulsada por los capitalistas, los ricos son más ricos y los pobres son más pobres. Esa es la consecuencia inmediata de no confrontar las posiciones de dominio de los capitalistas desde las cuales nos chantajean y sabotean; cuando los Ricos ganan, los Pobres pierden. Por eso, no podemos seguir perdiendo.

2.- Para nosotros, eso pasa por varias contradicciones. Por un lado, en esa extendida confianza en el empresariado parasitario, se apostó a no ser implacable frente al alza de precios y la especulación, procurando que cuando menos así, garantizaran la distribución de los productos. Esto se aplicó hacia rubros como la carne de res en el año 2013 por ejemplo, y el efecto fue doblemente negativo, porque ni se hizo presente la carne en todas las carnicerías, ni se contuvo el afán especulativo.

3.- Además, aún mantenemos un respeto sacrosanto y reverencial a la propiedad privada burguesa. Nótese que no hablamos de la propiedad individual que la garantiza la revolución (casas, carros, equipos, electrodomésticos, etc.), sino de la propiedad sobre empresas que ocupan posiciones de dominio e incluso sobre comercios medianos y pequeños que incurren abusivamente en acaparamiento y especulación contra los cuales ni actúan los fiscales, ni se le permite a la comunidad que los controle.

4.- Por otra parte, tenemos un aparato de fiscalización que a pesar de ser bastante robusto, no termina de ser contundente. Creemos, ya no por la falta de compromiso individual de los fiscales, sino por fallas de origen. Por un lado, falta de seguimiento, poca formación pero también porque definitivamente el problema quizás no sean más fiscales o habría que contratar uno para cada comercio que serían más o menos unos 117.700 sin contar los kioscos y puestos ambulantes que también especulan. Quizás la solución no es ya la de un típico Estado que contrata más funcionarios para resolver una guerra contra todo el pueblo. Estamos entrampados en la forma de ejercicio del poder, si desde el Estado Burgués en transición como lo caracterizaba el Comandante Chávez, o desde el Estado Socialista, que implica ejercicio de Poder desde y con, el Pueblo organizado.

5.- Estamos plenamente de acuerdo en que el bachaqueo debe ser atacado y desarticulado fuertemente porque está vinculado al paramilitarismo, al narcotráfico y los librecambistas de Cúcuta que pagan un bolívar devaluado y reproducen el ciclo de comprar en bolívares –> vender en pesos –> cambiar a un bolívar devaluado –> multiplicar los bolívares especulando. No obstante, debemos tener en cuenta que, en la medida que el salario se devalué (dado que por el alza especulativa se pueden adquirir menos productos básicos), el bachaqueo será cada vez más una forma de supervivencia no solo viable, sino hasta legitima. Es decir, es la pobreza, el empleo informal y ahora la devaluación del salario impulsada por las grandes mafias importadoras que se dicen llamar empresarios (acostumbradas a captar renta petrolera a través de los dólares que se llevan a sus cuentas en el exterior -20 mil 278 millones solo en 2009- a través de sobrefacturación, a través de la captación de los dólares producto de los bonos de la deuda pública), son estas grandes mafias, las que impulsan el bachaqueo y configuran estas redes que envían lo producido y lo importado al mercado paralelo. Para qué? Es fácil, para maximizar la ganancia, que es la lógica que guía, que define, al sistema capitalista. Por eso es lógico –desde este sistema de valores- que quienes viven del capitalismo, prefieran no producir lo regulado y ganar más por lo no regulado; o acaparar, esperando que la semana siguiente aumente el precio. Por ejemplo, hay agua para hacer refrescos o aguas saborizadas, pero no agua potable embotellada común para vender, porque precisamente, esta última está regulada.

Con esto queremos explicar, que no es el bachaquero la causa, sino la expresión del problema y que si seguimos perdonando la especulación y el sabotaje, tendremos cada vez más gente viviendo del bachaqueo pagado por estas mafias. Para muestra un botón, recientemente en declaraciones para Globovisión, el Vicepresidente de FEDECAMARAS, solicito “formalizar al bachaqueo como emprendimientos productivos que buscan mercados más lucrativos”, lo que deja claro quienes legitiman, apoyan y se benefician del bachaqueo. Pero no es a estos señores, a quienes ponen a limpiar con bragas anaranjadas, porque a ellos se les recibe en la Asamblea Nacional, es a los bachaqueros de poca monta. De ahí que debamos ir a la raíz o terminaremos reprimiendo la pobreza que generan los grandes capitalistas y permitiendo que desmantelen el modelo de gestión Chavista.

6.- La burguesía desarrolla una campaña desestabilizadora, por un lado, y por otro, una campaña para revalorizar su modelo de gestión capitalista en el imaginario colectivo, en el sentido común. Por esto, el sentido común popular, es hoy por hoy, el terreno en disputa más importante. Lamentablemente, vemos propagandas de COPOSA, CAVIDEA y GRUPOS POLAR, oligopolios que se lavan la cara y se victimizan, culpando al Estado de la crisis que ellos impulsaron, no acertamos una respuesta contundente como Estado; no solo porque permitimos la mala información, sino porque dejamos que desmantelen el trabajo ideológico que hizo el Comandante Chávez. La burguesía busca -y en alguna medida ha logrado- posicionar por lo menos cuatro matrices fundamentales que no han tenido respuesta oportuna: a) La escasez y la inflación es culpa del Gobierno. La burguesía es pobre victima; b) Este es un gobierno ineficiente que ha quebrado todas las empresas que expropio por lo que deben devolverlas al capital privado y privatizar todo de nuevo; c) El Estado no debe intervenir en la economía; d) Vivimos un colapso de todo tipo y desgobierno;

Lo reconozcamos o no, estas matrices se han impuesto impunemente a través de medios convencionales y no convencionales y no ha sido una política comunicacional desde el Gobierno Bolivariano, confrontarlas.

Algunas soluciones de fondo:

  • Identificar y desplazar a las mafias importadoras que aun controlan parte del aparato de distribución y reasignar las divisas a centrales importadoras que gestione el Estado con vigilancia del Poder Popular y mucho control. Sin embargo, precisamos aclarar, que por más desviaciones que pueda tener la gestión pública, ésta no tiene como política el contrabando. A diferencia de la empresa privada, que sí tiene como política migrar por mas ganancia, a través del contrabando. Es hora de tomar el timón y controlar la importación o se seguirán llevando los dólares, desfalcando al Estado, bachaqueando y acusando a los pobres como únicos responsables.
  • Imponer las leyes y el control de precios a través del Estado que Chávez impulso que es el Poder Popular junto a las instituciones y no solo como mirón de palo o para llamar por teléfono a un número que no dará respuesta.

Es preciso que en vez de 3 mil fiscales más, tengamos un Poder Popular y Comunal que fiscalice y controle el comercio. Es decir, más control desde abajo, porque de otra forma habría que incrementar y engordar un aparato burocrático enorme que es incontrolable, de ahí que se haya detenido a fiscales en estados como Táchira, incursos en extorsión y complicidad como contrabandistas. Mucho más difícil es comprar un Consejo Comunal entero junto a la UBCH. Existen las leyes, tenemos una Ley de Transferencia de Competencias al Poder Popular, previa formación y acreditación, registro y orientación, progresivamente, se puede iniciar por los espacios y territorios más organizados para impulsar el pilotaje de Pueblo Fiscalizador. Este es el único Estado que podrá detener la guerra definitivamente. Al Estado burocrático burgués debemos superar con el Estado socialista, el Estado del Poder Popular y Comunal.

Mantener y consolidar los operativos de la Misión Alimentación, los fines de semana en los barrios y llevarlos a estructurar en los establecimientos bajo mayor control social. Estos operativos son bien recibidos en el barrio y evitan las grandes concentraciones de gente en los grandes abastos y supermercados que es el caldo de cultivo para la desestabilización como los saqueos programados por la ultraderecha. También debemos apalancar con los recursos del Estado, sobre todo el transporte, el sistema de economía comunal y la colocación directa para generar un mercado popular alternativo con Ferias Comuneras que salten los circuitos de intermediación capitalista que quiebran al campesino y al pescador y roban al consumidor final.

  • Poner bajo gestión comunal, popular y estatal los establecimientos que incumplan con las leyes. No podemos seguir rasguñando con inspecciones a quienes no tienen ni tendrán interés en practicar un comercio justo. No es posible que aun hoy, prevalezca el derecho a la propiedad privada de los negocios y establecimientos que el derecho de todos a una economía justa. Es decir, que en estos casos de reiterada demostración de irregularidades es una burla seguir permitiendo a los mismos dueños la gestión económica. Proponemos que esas empresas, comercios pequeños y grandes, pasen a manos del Estado bajo control del Poder Popular y Comunal. A las relaciones de propiedad burguesas, debemos imponer la propiedad socialista y comunal.
  • Impulsar una política comunicacional que defienda el Legado de Chávez, no solo en la forma, sino en el contenido socialista. Por eso desde ya, hacemos el llamado pero además convocamos a todas las organizaciones populares revolucionarias a defender el Legado de Chávez que nunca fue, ni será, confiar a quienes destruyeron este país, los bienes fundamentales y los derechos del pueblo. Debemos impulsar una Campaña a toda escala contra el Golpe Económico señalando al enemigo de clase y una defensa irrestricta del Legado de Chávez que es el socialismo bolivariano. De otra forma, la Patria volverá a ser de unos pocos y contarán con un movimiento de masas que pida a gritos más represión y más acuerdos con los empresarios que nos estafan.

Riesgos hay y no todos aplaudirán una política de avance contra los enemigos del socialismo bolivariano (que son los capitalistas reunidos en FEDECAMARAS), pero si se mantiene esta ofensiva burguesa, si se cede el poder adquisitivo, el salario y los derechos de las mayorías frente a una minoría rica, explotadora, especuladora y mafiosa, no hará falta perder las elecciones porque ya habremos perdido la batalla ideológica y nos convertiremos en unos administradores del capitalismo y no en sus liquidadores, entonces sí, que Chávez habrá muerto en vano.

Desde Avanzada Popular, declaramos que no lo permitiremos y llamamos entusiastamente al Pueblo Chavista, al Pueblo Rebelde del ’89, a emprender una Contraofensiva Popular, a respaldar a Maduro, a acallar los cantos de sirena de todos los emisarios y mediadores que usa FEDECAMARAS y a dar muestras de que este Pueblo que pario a Chávez y lo siguió con lealtad, no declinara su proyecto.

Apoyar al capitalismo es perpetuar un sistema en crisis, decadente, donde mandan los codiciosos, alimentándose de la pobreza. Es decir, la riqueza de unos es la pobreza de otros.

¡Socialismo o Nada!, ¡Independencia o Nada!, ¡Comuna o Nada!

¡CONTROL POPULAR Y COMUNAL DE LA ECONOMÍA!

¡NI UN DÓLAR MÁS A LA BURGUESÍA EVASORA Y BACHAQUERA!

20140712_112426

 

Publicado el agosto 16, 2015 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: