EL FENÓMENO “CHINO Y NACHO”: EL PUEBLO MADURO A LA VANGUARDIA DEL PROCESO

Muchos trataron de desviar la atención y criminalizar la crítica legítima con el posicionamiento de una etiqueta de inconformidad durante 6 días en el primer lugar de las tendencias nacionales de tuiter. A pesar de plantear que era una trampa de la derecha, o que era una desviación ideológica, un intento de romper la unidad chavista, o decir que eran bots o computadoras tuiteando, nadie puede negar hoy que el contenido real de la crítica es absolutamente legítima, como legítimos son quienes se expresaron por varias vías, muchos de ellos de conocida trayectoria chavista y de leal apoyo al Presidente Obrero Nicolás Maduro.

Lo cierto del caso es que, a pesar de la inconsistencia ideológica de muchos quienes hace seis meses despotricaron de Chino y Nacho y hoy se muestran como los más tolerantes, en aras de una supuesta tolerancia, el Presidente Maduro se pronunció y fijó postura. ¿Cómo lo interpretamos?

Claramente nos dijo que estaba de acuerdo con la crítica; la crítica proveniente de la juventud, una crítica puntual a Chino y Nacho, y además, explicó de forma lapidaria cómo funciona el negocio musical y quiénes mandan en ese negocio, llamando a estos “artistas” a reconocer con humildad sus errores, respaldando al Pueblo y su derecho a defender su dignidad de clase y de Patria.

Y de esto se trata el debate y las iniciativas populares, de meter el dedo en la llaga de la ideología burguesa, de politizar, de ganar espacios para posiciones revolucionarias, sin jugar al vanguardismo, ni al adaptacionismo. La expresión de Maduro fue, a todas luces, un reconocimiento de la diversidad y un respaldo a la defensa de la dignidad.

No tiene que ver con un problema personal contra estos conatos de cantantes, sino que urgen posiciones que permitan profundizar, sin miedo al “qué dirán”, sin amilanarse porque no está Chávez o por el tamaño del enemigo. Esto es lo que justamente nos diferencia de la derecha: que no transamos en principios. Por eso hablamos de <<disciplina consciente>> y no de <<obediencia ciega>>, que además quedó superada hasta constitucionalmente.

Reivindicamos la posición del Presidente Maduro, que tuvo una actitud reflexiva, abierta y muy por encima del nivel de estas mofas de artistas; porque además trasciende a quienes manipulan, criminalizan a priori y banalizan las iniciativas autónomas y populares. Esto es un tema que debemos reflexionar a fondo. ¿Cómo es que un funcionario de Aragua se da el lujo de insultar a las mujeres revolucionarias por tener una postura digna frente a quienes mancillan la Patria?, ¿Cómo es que funcionarios confunden disciplina con ausencia de participación y falta de iniciativa política del pueblo?, ¿Cómo es que existe un sector que en aras del seguidismo y la adaptación no logra distinguir lo que fortalece la revolución de lo que la debilita?

Llamamos a reflexionar sobre esta cultura caza-brujas. No podemos darle el mismo tratamiento a las contradicciones antagónicas que tenemos con el imperialismo y la gran burguesía, que a las contradicciones en el seno del pueblo, que son secundarias y no antagónicas. Si la solicitud de sacar a Chino y Nacho de escena fue intransigente, lo verdaderamente intolerante fueron algunas respuestas autómatas, mecanizadas y adaptativas. No obstante, ya que se cumplió con la exigencia planteada, abogamos por la reflexión y la unidad. No creemos que este sector sea el enemigo, pero en aras de esa unidad, debemos hacer llamado al reconocimiento de la diversidad revolucionaria y sobre todo, a la reivindicación de nuestra alegre rebeldía.

Es la rebeldía lo que nos trajo aquí, la rebeldía del 89 que dejó en crisis la 4ta República, la rebeldía patriótica de unos soldados soñadores y dignos, la rebeldía del pueblo del 98, del 99, del 2002 y 2003. Por supuesto que le apostamos a la rebeldía con causa, la causa del socialismo bolivariano. Sin rebeldía revolucionaria no hay revolución, se estanca el proceso y muere. Sin el pueblo organizado en sus diversas formas, constituido en sujeto político y en clase social organizada, tampoco habrá socialismo. Es así de simple, el que le apuesta a lo uno le apuesta a lo otro, y el que ataca lo uno, sepa si no lo sabe, está atacando a lo otro.

También advertimos a la base chavista, a nuestros hermanos y nuestras hermanas de clase, que debemos prestar atención y defender en la calle los contenidos más revolucionarios de las 28 leyes económicas aprobadas. Y sobre todo, luchar por la ejecución de estos contenidos legales con el mismo ímpetu con que nos pronunciamos a favor o en contra de Chino y Nacho. Sabemos que la derecha vendrá en una nueva reacción porque a la guerra económica se le está respondiendo con leyes que incorporan dispositivos clasistas y revolucionarios, y a pesar de los desafíos y las diferencias, debemos apoyar cualquier iniciativa que nos permita seguir avanzando hacia el socialismo.

Entre estas leyes se encuentran elementos como:

-Aumento de impuesto a la fabricación y venta de los productos derivados del tabaco y el alcohol.

-Incorporación de la figura de la confiscación directa de los bienes y empresas objeto del contrabando.

-Incorporación de una sobretasa entre 10 y 15% en lo que tipifique como lujo, es decir impuesto al lujo o pechar más a quienes más tienen.

-Elimina el ajuste por inflación que beneficiaba a los bancos y empresas financieras.

-Creación de Ley Antimonopolio y combate a los carteles económicos y grupos en posición de dominio de la economía nacional.

Eso sin contar que se creó un gran banco para la clase trabajadora y un Sistema de Empresas Nacionalizadas, Ocupadas y Recuperadas para que se vean como conjunto de la nueva economía socialista emergente.

Con un líder obrero con voluntad política, con una base social chavista organizada, movilizada y consciente para defender y materializar sus esperanzas sin devaneos conciliadores con los enemigos de clase, podemos seguir avanzando y aplicando efectivamente los instrumentos de la nueva legalidad revolucionaria.

Esta es la única forma de consolidar la Revolución hasta hacerla irreversible, avanzar, profundizar a pesar de “los profetas de la muerte” y de quienes nos inviten a “salvarnos”, como nos diría Benedetti, por miedo o comodidad.

No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves (…)

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo (…)

y te salvas
entonces
no te quedes conmigo”.

MARIO BENEDETTI

¡Ahora Suena Caracas con alegría rebelde! ¡Vamos Tod@s al Festival!

¡Con un Pueblo Chavista Maduro, No Podemos Perder!

¡Con un Presidente a la Vanguardia de las Luchas del Pueblo Organizado, Venceremos!

poster resteados

Publicado el noviembre 21, 2014 en Noticias. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: